24 feb. 2008

Día


Incandescente magma corre por mis venas. Desde ese día todos los días son el mismo día, todas las horas, la misma hora. Dormir es una tortura a la que mi cuerpo me somete por las mañanas, después de otro intento fallido de estar despierto para siempre. La rutina fue reemplazada por el cambio, pero el cambio ya se volvió rutina. 

6 comentarios:

Aguabella dijo...

FRANCO, aqui me tienes leyendo tu escrito,y dusfrutando de tu espacio.

Franco dijo...

muchas gracias aguabella, ya me voy a llegar por tu sitio... semana complicada de examenes =p

patri dijo...

Y siempre es lo mismo.Empieza un año y te proponés cosas nuevas, pero l finalizar el mismo te das cuenta que no cumpliste ninguna de todas las promesas del comienzo.Cansancio y vicio de la rutina.Sin ganas no se puede cambiarla, y aunque las tengas cambias algunas actividades, no la rutina.Por ejemplo, las vacaciones;al principio te juntás todo el tiempo con amigos, despues las vacaciones fliares, y cuando volves a tu casa ya no tenes tantas ganas de moverte ni de ver a las mismas personas que viste a fin del año anterior. Y se transforma en la rutina de levantarse a la 1, almorzar, ver tele, compu, picotear algo a la tarde, máás tele, más compu y para cuando te das cuenta que te perdiste un dia hermoso, ya es de noche.
Maldita rutina que no arruina la vida. Produce cansancio, pero es un vicio.

patri dijo...

quise decir: maldita rutina que nos arruina la vida.

Franco dijo...

ya encontraremos otro chara...

Aguabella dijo...

FRANCO, lo primero es lo primero, tú a estudiar que ya iremos entrando los demás a cuidar tu blog.
saludos y mucha suerte.