17 feb. 2008

Remeras


Otra vez el vacío. Recorro las calles rellenas de clones. Me detengo a examinar a un joven y es como si estuviera examinándolos a todos. Zapatillas de marca, jeans, y una remera que dice Giocatore. ¿Cuando la gente empezará a escribir sus propias remeras? Me pregunto. Pero a mi pregunta se la lleva el viento, al tiempo olvido si la hice o no.
Pequeñas tribus colman la ciudad. Algunos visten a la moda, parecen sacados de la TV. Otros visten de negro, perforan sus rostros, escriben en su piel y tratan de ser lo menos parecido posible a los primeros.
En el medio de esa batalla de colores, las remeras gastadas y los pantalones sucios de los niños pobres pasan inadvertidos.



7 comentarios:

Sofía Dominga dijo...

Sos groso, pibe. A mi también me gusta escribir y analizar la monótona sociedad, porque sé que eso me sirve para saber lo que quiero hacer conmigo.
Lo de las remeras es totalmente cierto, una buena observación: por todos lados las minas con la consigna 'I love Ricky' en el pecho y giladas por el estilo.
Por cierto, por eso me enorgullezco de poder pintarme unos pares.
Un saludo, compañero, te acompaño en tu búsqueda.
Seguí filosofando.

Pame... dijo...

Digamos que voy encontrando mi rumbo... en este momento mi rumbo lo marca SURCOS ARGENTINOS... lo has sentido nombrar?... ese es mi medio para cambiar el mundo... o por lo menos para darle una tonalidad distinta...
Abrazos...
Gracias por compartirte!

Lolita~ dijo...

Al final, queriendo ser diferentes, terminan siendo todos iguales! Es una lástima, no?
Se puede ser único, pero no por la ropa que se lleva puesta, pues todos consumimos lo mismo.

Ah! Vi nomás Sweeney Todd y me encantó, a pesar de ser un musical; la música le da esa emoción y ese toque diferente a la película.

Un beso y gracias por pasar. Te agrego a mis favoritos :)

Sofía Dominga dijo...

Por supuesto que te doy con el gusto. Cuando quieras pasate.

voilà dijo...

La remera que llevás puesta es un objeto de valor intachable, algo con lo que te querés identificar y definir ante los demás. En la vida uno se cruza con clones, gente sacada de la tele., huecos, huecas, mala y buena gente. Está en uno seleccionar con qué otra remera interactuar. Gracias por tu comentario en mi blog. salute!

Lucía P. dijo...

Que tal, nueva yo por aquí.
A veces las apariencias engañan, muchos nos debemos haber preguntado (y esto sin distinción de telas ni accesorios) que hacemos en este planeta de clones.
A veces también el prejuicio más grande es el que no creemos tener.

Pasaste por mi blog hace unos días, nos conocemos? o bloggeabas nomás?

Mayü dijo...

Lamentablemente no hay forma de no pertenecer. Si sos de la mayoría formas parte de ésta, si querés ser diferente, sos uno más del montón que no desea parecerse a nadie.
Lo peor es que aún así pocos saben realmente quiénes son.