19 mar. 2008

Agua


Hoy el día se exhibe como una película en blanco y negro, la única forma de ver algunos verdes y pasteles, es revolver el desván de los recuerdos.
Entre libros, guitarras y estrellas, viene a mi memoria una tarde en el río, una tarde como tantas otras, donde me puse a jugar un juego impredecible.
-Hay que ser como el agua, le dije a la niña de los caballos. Ella enérgicamente rechazó la propuesta acusándola de estúpida. No puedo culparla, si bien yo creo en esta teoría, nunca pude llevarla a la práctica por que siempre he sido fuego.

El agua, transparente, golpea con paciencia las barreras que la esclavizan. Las rasga, y sin prisa, avanza. Nómada, vagabunda, se funde en un solo cuerpo.


9 comentarios:

Na dijo...

Quiero ser agua..

Analuz dijo...

Quién pudiera, no?
Es tan difícil a veces salirse de los moldes en los que inevitablemente nos aprisionamos para tener algo o no perderlo, que a veces nos olvidamos de quienes somos, de como somos, del sentimiento más lindo que deberíamos experimentar todos los dias: La libertad.
Como siempre, muy bueno.
Beso.

Sofía 'Dominga' dijo...

Qué se pasa por tu cabeza cuando escribís así?

Siempre lográs impactar con las palabras..
Qué lindo suena ser agua...

Y hablando de eso, fijate lo que están haciendo en nuestra provincia con el agua, me quedé impresionada y enojadísima.

la dama de hielo dijo...

yo siempre he querido ser como el agua, realmente la encuentro perfecta, pero nunca lo he logrado...

un abrazo :) ojala que estes muy bien

Carolina dijo...

Rescato tus palabras que por cierto me encantaron y son tan ciertas, la vida está de blanco y negro, dónde quedaron los matices,colores, los brillos y luces que solían tener?
Es cierto lo que escribes...el agua un bello elemento vital..quién como ella?
Excelente trabajo!

Franco dijo...

ee gracias por el aguante a todos!!! Se esta haciendo una linda comunidad, sigan todos escribiendo y luchando por favor

gracias! de nuevo.

iNeztencil dijo...

que lindo para ser agua

lindo tu blog

saludos!

angy dijo...

Eres un eco del ayer que se repite
en las agujas de un reloj que está quieto.
No te muevas, me irrita tu forma de actuar,
no me mires más a través de ese vidrio.

Me iré llevando esta historia a la perdición,
a esas tumbas donde los grandes faraones fueron ultrajados.
El problema no es verte llorar,
la pregunta es dónde estás cuando no llorás.

No sé si este nuevo deseo de amor
se parece a aquella sed que solía tener.
Fue quizás que la noche no fue tan oscura
cuando olvidé el amanecer.





te quiero
limda charla =)

Franco dijo...

gracias angy... va a ser recordada como "la charla" epicamente, che si vas a escribir poemas asi de grosos hacete un blog y dejate de joder =P