31 may. 2008

Dar el asiento


En un primer paso al nirvana, uno se da cuenta que ir parado o sentado en el colectivo, es lo mismo. Un detalle menor, en un momento superfluo, dentro de la vida de una persona. Nunca será recordado significativamente, ni tiene un fin mayor, que la satisfacción sensorial inmediata.
Talvez, entre el metal, el plástico, el aire denso y húmedo, la sensación de hacinamiento, uno puede llegar a preocuparse, estar tenso o hasta discutir con otra persona, para conseguir un preciado asiento. Mirar de reojo si alguien se esta por levantar, acelerar rápidamente a la parte trasera para asegurar un perpetuo viaje sentado, quejarse, caminar de un lado a otro resoplando, son algunas de las conductas que genera una larga y paranoica búsqueda infructífera.
A los pocos minutos de haber descendido, ya dirigiéndose hacia el destino en cuestión, el desgaste psicológico, generado por la minúscula, pero obsesiva batalla es olvidado. Los restos de stress, se acumulan en el subconsciente y reaparecen en el siguiente viaje, donde el sujeto se desquicia con la frase “siempre me toca ir parado, por que, por que, bla bla bla”.
En definitiva, sentarse o no, es lo mismo. Lo importante es ir tranquilo, relajado y no ocupado en asuntos que corresponden, y deberían preocupar, a otras partes del cuerpo.
Anecdóticamente, es mas fácil descubrir lo inútil e improductivo de esta guerra psicológica, cuando uno yace victorioso y cómodamente sentado. Muy pocos lo han descubierto desde la verticalidad, aferrados de los pasamanos.
Si uno se pone a observar, pueden distinguirse pasajeros, en un estado de omnisciencia, erguidos y felices, ofreciendo su lugar a potenciales iluminados. Sin duda, estos enigmáticos personajes no son los más frecuentes.



19 comentarios:

Carolina dijo...

SI bien es cierto que codiciamos el tan anhelado asiento para ir en todo nuestro viaje cómodamente sentados,también es cierto la falta de educación de muchas personas (eso pasa en mi país) que no dan el asiento a quienes lo necesitan: ancianos, mujeres embarazadas, personas con capacidades diferentes...es increíble ver como se sostienen estas personas en los barrotes y las acrobacias que realizan para no caer en cada curva o frenazo de último momento por parte del conductor..

Un fuerte abrazo!

Analuz dijo...

Es increible la neurosis a la que llega el ser humano... y lo pequeño que resulta el mundo que creamos comparado con el que realmente existe.

Ojalá todos hiciéramos el ejercicio diario de buscar la sabiduría de lo simple, de lo mundano que esconde todo lo realmente importante, lo fundamental.

Admiro como alrededor de un eje o tema tan sencillo y cotidiano recreás cuestiones tan complejas e internas,implíscitas... más ese plus de tu filosofía inevitable.

Besos

Diego López dijo...

Volverte a leer es como reinsertarme en la realidad, la tuya, claro. Pero parte de la realidad (y de la mía, que es la misma cosa).
Qué bueno volver a leerte.


que tengas un gran domingo, aunque haga mucho frío.

Ana dijo...

Tocaste un tema que reflexiono muy seguido. Cuando viajo, muchas veces me encuentro observando las caras de la gente. Hay algunos "iluminados" como decís vos, que sonríen a pesar de todo, pero la gran mayoría tiene siempre un gesto adusto, triste, feo, de enojo... Y cuando detecto esto, siempre me esfuerzo por sonreír (no quiero parecerme a esa gente!)

TeleTTuBI dijo...

La verdad que yo disfruto mas ir parado en el colectivo que sentado. Siempre le sedo mi asiento a los demas, sean ancianos, jovenes, hombres, mujeres(sobre todo a las mujeres). No me gusta mucho ir sentado, no se porque. Pero si encuentro un asiento vacio me tiro de cabeza. Pero cuando me tengo que bajar me levanto con un dolor en el traste...

Saludos.

PD:alto comentario el que me dejaste, che! Un mini-escrito. :P

Post Modern Girl dijo...

sinceramente, me gusta ir parada en el cole, no se por que...

.:.eli con ansias de poder.:. dijo...

Yo nunca me queje por ir parada o sentada y siemrpe cedi e asiento como corresponde. Pero cuando quede embarazada me puse firme conmigo misma y me subia diciendo: 0.80 por fabor, Schofer me consigue un asiento por favor?
O directamente abordaba a la persona mas joven sentada en los "reservados" y se lo pedia... ah que no?

de todas formas, entre para felicitarte por tu carta abierta en el blog de teletubbi
muy beuna realmente!
Saludos y salud!

Aguabella dijo...

FRANCO,
He viajado con mi hija embarazadisima de siete meses, nuestro destino era precisamente el Hospital por una subida de azucar, puedes creerte que la gente miraba hacia otro lado haciéndose el loco para no cederla un asiento?
tan solo una chica jovencita que se dió cuenta la llamó con señales de mano para que se sentase.
en los bus de mi pais hay asientos reservados para ancianos,y embarazadas, estaban ocupados por gente que no tenia este perfil.

Un besito

La otra parte de mí dijo...

en la época en que viajaba en colectivo largos trayectos era toda una odisea conseguir un lugar,pero recuerdo como algo divertido ir testeando el tipo de gente y adivinando dónde sería su próxima bajada para estamparme a su lado esperando libere asiento,jajaj.lo peor era cuando la pifiaba,me quería matarrrrrrr.

la dama de hielo dijo...

Dar el asiento... debo reconocer que cuando estoy muy cansada empiezo a mirar feo a todos los que van sentados xD
pero siempre cedo el asiento cuando hay alguien mayor, yo creo que este tema aparte de la neurosis general y de la lucha por un asiento, se trata de respeto por los demás y de ser un poquito mejor persona en algo que como tu dices, no nos va a causar ningun daño, hay que ver hasta que punto puede llegar el egoismo...

hablando de otra cosa.. yo siempre voy a llevar bien alto el estandarte de los sueños, porque si bien nunca me van a alimentar, al menos me van a hacer feliz..

espero que tengas un bonito día y que vuelvas pronto con otra de tus obras maestras ;)

un abrazo

palabrasenmipiel dijo...

ja, cuanta razon tenes.. me gusto mucho eso que pusiste eh! bastante bueno!

Anónimo dijo...

No entiendo como en la cabeza de ciertas personas hay lugar para pelear por un asiento. Y es cosa de todos los dias, y es cosa de muchas personas.

Yo soy un caballero a quien su madre le enseño que hay que ceder el asiento :)

(asique puedo criticar a los demas jeje)

ale dijo...

Sagrado lugar parece ser ese bendito asiento, con todo lo que se puede llegar a pelear por él.

Abrazo.

angelica dijo...

a mi me choca ir parada
y mucho mas cuando el viaje es para largo,y ps cuando estoy sentada, solo le doy el puesto, a alguien que sea merecedor, osea un niño o un anciano ,o una mujer embarazada de resto ni mmmmm
me entretengo mas pensando ,y mirando mi alrededor así llega mas rápido al destino...
un saludo
muy bueno como siempre....

Na dijo...

Hola!!

Aqui estoy de nuevo, gracias por cuidar de mi blog en mi ausencia, realmente se agradece..

Con esto de los Coles aca en Baradero recien hace muy poco que volvieron los cole de linea, y como toda situacion reciente la gente va con sonrisas en el rostro...ya veremos que pasa con los asientos...

Saludos!!

†~Kurayami~† dijo...

juju es verdad, el ser humano se hace problemas por cosas tan pueriles, sin embargo todas esas nimiedades se acumulan hasta formarse en un gran bollo de estress (lo que me pasa a mi)por que la verdad es que es sumamente odioso viajar parado en el colectivo, pero en fin, es preferible a sentarse con alguien raro ._. ademas por suerte no suelo viajar el colectivo, todavia no tengo que ir a un lugar demasiado lejos.
Gracias por pasarte ^^ es verdad, L era un groso ;_;
Y sinceramente veo naruto 20 minutos por mes xD Es que hace un monton que me quede colgada, me quede en el relleno (si, quiero ver el relleno)
En fin, me encanto tu blog y la manera en que escribis ^^ Saludos!

lucas ignacio dijo...

si me siento busco los asientos del fondo. si voy con los niños increpó al primer pendejo que veo sentado y lo hago levantar casi humillandolo.
como para que la proxima vez se levante solo y quede bien.
se lo copio a mi vieja que siempre hace eso y dice que todos los que andamos con los mp3 somos unos autistas.

Jesus Dominguez dijo...

Sorprendente blog.

Un saludo

Jesús

Jose dijo...

De verdad que me encanto el enfoque que le das a este problema de no ceder el puesto a las personas que en realidad lo necesitan, entre lo divertido y profundo de tu punto de vista hay tantas cosas que se pueden analizar. Muchísimas gracias por este espacio.

Atentamente, Jose